Historia da Filigrana

La filigrana es una técnica de trabajar metales muy típica de la orfebrería portuguesa. A pesar de que también se aplica en muchas partes diferentes del mundo, tuvo un gran desarrollo en zonas del Mediterráneo. En Portugal, fueron hallados artefactos de filigrana que datan de 2500-2000 a.c.

Esta técnica fue incorporada en el rico patrimonio de la orfebrería portuguesa a fin de representar temas muy conectados con la historia y la cultura nacional, en particular los crucifijos, cruces de Malta, el corazón de Viana, los relicarios, aretes, collares, entre otros.

Las piezas portuguesas son conocidas por su calidad, garantizada por los materiales y las técnicas utilizadas. El delicado uso de alambres finos proporciona piezas que dan la ilusión de renta en oro y plata, en piezas complejas que simbolizan el mar, la naturaleza, la religión o el amor.

La elaboración de cada pieza empieza con la fundición y, más tarde, sigue con la elaboración del fio de filigrana y el esqueleto de la pieza, etc.

Después del proceso, surge una pequeña obra maestra, singular y diferente de cualquier otra, puesto que es hecha a mano por un artesano, únicamente para usted.